fbpx

Diferencias entre Biodegradable, Reciclable y Compostable

Cada vez es más común que nos encontremos con productos en el mercado cuyas etiquetas tienen términos como “reciclable”, “compostable” y “biodegradable”; sin embargo, estos términos pueden ser bastante confusos para nosotros como consumidores y muchas veces no comprendemos el impacto que cada uno de estos tiene sobre nuestro planeta, ni tampoco la manera correcta de desecharlos. La importancia de tener una comprensión adecuada de estos conceptos, es que ésta es la única manera en la que podremos cumplir con su ciclo de vida correctamente y generar un impacto positivo sobre nuestro planeta.

Comencemos con el concepto que tal vez resuena más, de alguna manera el más popular de los tres, “Reciclaje”. El reciclaje es el proceso de transformación o aprovechamiento de materiales ya utilizados o residuos, para que se puedan usar nuevamente y así, introducirlos dentro de un nuevo periodo de vida (Chacon, Pacheco, Cendejas y Ortega, 2016); al decir que un producto es reciclable, estamos diciendo que se puede cambiar su forma y convertirse en otro objeto, y /o darle un uso distinto al que fue creado originalmente.

Es importante tener en cuenta que, según Chacon, Pacheco, Cendejas y Ortega(2016)  los principales objetivos del reciclaje son:

  • La conservación o ahorro de energía
  • La conservación o ahorro de recursosos naturales
  • La disminución de volúmen de residuos que deben ser eliminados
  • Proteger el medio ambiente

Ahora bien, el término  “Biodegradable” hace referencia a aquellos materiales que son completamente asimilables por microorganismos que se encuentran presentes dentro de un medio biológico activo; dichos microorganismos utilizan los desechos como alimento y fuente de energía.

Los productos biodegradables se convierten en biomasa, dioxido de carbono y agua, y generan un menor impacto en los ecosistemas debido a que su proceso de descomposición es más rápido cuando intervienen factores como la lluvia, el sol, la humedad, la temperatura, el viento y los hongos entre otros; este tipo de productos se degradan sin la necesidad de químicos ni ningún proceso humano, disminuyendo la cantidad de residuos tóxicos (Riofirio, Oviedo y Navarro, 2019).

Es importante mencionar que la biodegradabilidad depende de las condiciones del medio ambiente y que en ocasiones se puede tardar mucho tiempo debido a que las condiciones ambientales no son óptimas.

Por último, un producto “compostable” al igual que los productos biodegradables, se convierte en biomasa, agua y dióxido de carbono en tanto se encuentre en las condiciones ideales y con la ayuda de microorganismos; cabe mencionar que a diferencia de los productos biodegradables, que pueden dejar atrás residuos tóxicos, los porductos compostables no dejan residuos tóxicos. Además, se convierten en compost, un abono o fertilizante compuesto de residuos orgánicos, rico en nutrientes que mejora las características de la tierra y aumenta su fertilidad.

Es importante tener siempre en cuenta que todo producto compostable es biodegradable pero no todo producto biodegradable es compostable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat