fbpx

10 TIPS PARA TENER UN ESTILO DE VIDA MÁS SOSTENIBLE

10 TIPS PARA TENER UN ESTILO DE VIDA MÁS SOSTENIBLE

A veces podemos caer en la trampa de pensar que tener un estilo de vida que aporte al cuidado del planeta implica decisiones que para muchos pueden ser complicadas como tener una vida “Zero waste” (Cero residuos) o convertirse al veganismo. Sin embargo, hay muchas pequeñas decisiones que puedes tomar en el día a día, que no resultan complicadas y que puedes realizar sin ninguna inversión importante ni un cambio de estilo de vida significativo; aquí te mostramos 10 sencillos tips para tener una vida más sostenible.

Reduce el consumo del agua

  1. Al momento de lavarte los dientes, procura cerrar la llave y no dejar el agua corriendo mientras te cepillas. Aunque pueda pareces poco significativo, durante los minutos en los que te cepillas puedes desperdiciar litros de agua que  podrían ser utilizados con otros objetivos.
  • Al momento de ducharte, puedes optar por darte un baño de agua fría, te ayudará a despertarte y a activar la circulación de tu cuerpo. Sin embargo, sabemos que muchos prefieren darse un baño relajante de agua caliente… ¡No te preocupes! Podrás hacerlo y al mismo tiempo ayudar al medio ambiente. Mantén un balde en tu ducha y siempre que estés esperando que el agua se caliente, recoléctala, podrás utilizarla para regar las plantas, soltar la cisterna de tu baño o cualquier otro uso que se te ocurra.
  • Procura no utilizar a diario la lavadora, aunque esta es una muy buena solución para un lavado de ropa más práctico también utiliza bastante agua. Es por esto que recomendamos que acumules una cantidad de ropa significativa, llena la lavadora lo que más puedas antes de utilizarla, así valdrá la pena encenderla y ahorrarás agua y energía.

Ahorra Energía

  • Un consejo muy sencillo que podemos darte es apagar las luces siempre que no las necesites, cuando salgas de alguna habitación, o haya suficiente luz del día, procura ahorrar energía apagando las luces.
  • Utiliza luces de bajo consumo, puedes sustituir los bombillos de tu casa por unos que consuman menos energía como unos LED. Es posible que te parezca que son un poco más costosos, pero a largo plazo el ahorro se nota, ya que además de la reducción de energía, estos bombillos tienen una vida útil más prolongada, por lo que el planeta y tu bolsillo te lo agradecerán. Con la tecnología LED puedes conseguir hasta un 80% de recorte de consumo de energía, consiguiendo además una disminución de emisiones de CO2 a la atmósfera.
  • Desconecta los cargadores de tus dispositivos como celular y computador, así como electrodomésticos y aparatos tecnológicos como horno microondas y lámparas cuando no los estés utilizando. Lo anterior debido a que, aunque el electrodoméstico se encuentre apagado, sigue habiendo un consumo de energía que aumenta en la medida en que el aparato envejece, ya que, con el aumento de tiempo de vida útil, puede comenzar a consumir más potencia de lo que consumía cuando estaba nuevo.
  • Debemos tomar consciencia de que la manera y la frecuencia en que viajamos influyen en la contaminación y en las emisiones de CO2, afectando el cambio climático y provocando enfermedades respiratorias. Procura utilizar tu carro solo cuando sea necesario, usa medios de transporte alternativos como la bicicleta o camina a los sitios cercanos. Algunos medios de transporte público como los buses  son incluso una mejor opción debido a que transporta un mayor número de pasajeros que un automóvil.
  • Disminuye el consumo de plástico siempre que tengas la oportunidad, lleva tus propias bolsas reutilizables al mercado, reduce la cantidad de domicilios que pidas, y cuando lo hagas procura buscar sitios que utilicen la más mínima cantidad de plásticos posible, no uses desechables en las reuniones y eventos y no pidas pitillos plásticos cuando salgas a restaurantes, puedes optar por tomar del vaso o comprar tus pitillos reutilizables.
  • Recicla y reutiliza todo lo que puedas, aprende a reciclar de forma correcta y a clasificar los residuos de acuerdo a la reglamentación del lugar en donde te encuentres. Al hacer lo anterior correctamente, tu aporte será inmenso, estarás ahorrando recursos, disminuyendo la contaminación, alargando la vida de los materiales ya que permitirás que se le de otro uso, ahorrarás energía y disminuirás la deforestación entre muchos otros beneficios.
  1. Procura comprar productos ecológicos y naturales, busca reemplazos sostenibles para los productos que utilizas en tu día a día como tu cepillo dental, cepillo de cabello, e hilo dental entre otros. En el mercado podrás encontrar nuevas opciones para acabar con el consumo de plástico como el shampoo y acondicionador en barra, que además de no tener empaques plásticos, son libres de químicos nocivos para el medio ambiente y para nosotros como consumidores. La idea es que poco a poco vayas haciendo pequeños cambios en las compras que haces y los productos que consumes para disminuir el consumo de plástico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat