fbpx

No tienes por que complicarte… Tips para vestirte de forma sostenible

Cuando escuchamos el término “Moda sostenible”, es posible que pensemos en una tendencia complicada, costosa y difícil de seguir. Pensamos que para “Entrar” en esta tendencia tenemos que vestirnos con marcas costosas y escasas que se dedican a la venta de prendas hechas a partir de botellas pet o prendas recicladas, que utilizan fibras naturales y la menor cantidad de recursos posibles… Y en parte esto sí hace parte de este movimiento, si puedes comprar tus prendas de este tipo de marcas, te invitamos a que las pruebes y las apoyes, Necesitamos más iniciativas así!

Sin embargo, si sientes que no hay muchas opciones de este tipo, si te parecen marcas costosas y/o difíciles de adquirir, ¡no te des por vencido!, hay muchas alternativas muy sencillas para vestirte de forma sostenible, acá te mostraremos algunos tips que pueden funcionarte para cumplir con este objetivo.

La sociedad actual nos lleva a caer en la trampa de comprar de forma desmedida, muchas veces cosas que no necesitamos y que probablemente ni siquiera queremos, el concepto de “moda rápida” invita a los consumidores a cambiar sus prendas después de muy poco tiempo debido a que las grandes cadenas de moda, diseñan prendas de baja calidad que no tienen una larga vida útil. Además, sacan nuevas líneas constantemente, generando que en nuestra mente sintamos que estamos “Fuera de moda” y continuamos con esta tendencia de comprar por comprar.

Te invitamos a que compres prendas de buena calidad, prendas que tengan una larga durabilidad y que puedas utilizar el mayor tiempo posible. Intenta comprar prendas básicas, ojalá de un solo tono, prendas versátiles y útiles en cualquier momento, que no sientas que “pasan de moda”.

Muchas veces no nos enteramos de las iniciativas que existen con respecto a este tema, busca en la ciudad que te encuentras programas y jornadas de intercambio de prendas, te sorprenderás de la gran cantidad de iniciativas que puede haber y que muchas veces son eventos pequeños, por lo que no reciben mayor mercadeo y pueden pasar desapercibidas.

Existen muchos prejuicios frente a la compra de prendas de segunda mano, ¡te invitamos a que los dejes de lado! Hay tiendas especializadas en seleccionar prendas que se encuentren en perfecta o muy buena calidad y cuyos dueños ya no quieran utilizar por razones ajenas al estado en el que se encuentran. Aventúrate y dale la oportunidad a este tipo de iniciativas, te sorprenderás de la gran cantidad de prendas que podrás encontrar. Incluso, puedes crear pequeños grupos con las personas que conoces y realizar ya sea intercambio de prendas o compra y venta de las que ya no utilices.

Por otra parte, debemos tener más conciencia del estado de nuestra ropa antes de pensar en tirarla a la basura, intenta arreglarlas antes de deshacerte de ellas, existen videos y tutoriales en internet que te enseñan de forma sencilla cómo puedes hacerlo; también podrás acudir a los servicios de modistería en tu barrio, podrás ayudar a pequeños negocios y darle otra oportunidad a tus prendas.

Otra de las cosas que pueden pasarnos es que nos aburramos de utilizar las mismas prendas y vestirnos de forma monótona… En este caso te recomendamos que ¡utilices tu imaginación!, intenta hacer cambios a tus prendas para que se vean diferentes, puedes por ejemplo convertir esos viejos jeans en unos shorts modernos, o ayudarte de parches, hilos y lentejuelas para que tus prendas parezcan otras.

¿Y qué pasa con los eventos especiales? En este caso te recomendamos que no compres prendas nuevas que muchas veces terminarás utilizando únicamente el día de ese evento; Pide prestado a algún/a amigo/a o familiar, o alquila esa ropa que sabes en tu interior que nunca volverás a utilizar. Esta alternativa podrá ayudar a tu planeta y a tu bolsillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat